¿Qué nos lleva a padecer síntomas de ansiedad?

Los trastornos de ansiedad se han convertido en una gran preocupación en nuestro tiempo, siendo uno de los problemas de salud mental más comunes, particularmente el trastorno de ansiedad generalizada, conocido también como preocupación crónica. Por otro lado, si bien puede ser que no desarrollen un trastorno completo,  un gran porcentaje de la población mundial está destinado a experimentar altos niveles de ansiedad en algún punto de sus vidas. Obviamente, esto se está convirtiendo en una gran preocupación.

La ansiedad está conformada por un basto conjunto de síntomas, que incluyen molestias físicas como tensión muscular, palpitaciones y dificultad para respirar así como molestias psicológicas, que son, en general, la carga más pesada de estos trastornos. En el general los expertos consideran que las personas con ansiedad se encuentran agotados física, mental y emocionalmente. Este agotamiento causa que muy a menudo, la ansiedad se confunda con depresión. La diferencia principal -a parte de que la ansiedad presenta muchas más síntomas físicos que la depresión- está en que la depresión es una tristeza profunda, enfocada principalmente al pasado, que causa una gran pérdida de energía e interés. En el caso de la ansiedad, el problema es el futuro, la preocupación por las cosas que aún no han sucedido.

Actualmente el Manual de Diagnóstico y Estadístico de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM), que es una guía para diagnosticar trastornos mentales, indica que un paciente debe presentar preocupación excesiva, durante al menos un período de seis meses o más, por al menos dos circunstancias de la vida. También debe estar sufriendo de, al menos, tres síntomas típicos de ansiedad -inquietud, fatiga, tensión muscular, irritabilidad, dificultad para concentrarse y alteraciones del sueño – con el fin de recibir un diagnóstico de ansiedad generalizada.

Conocemos que efectos puede causar la ansiedad, la pregunta acá es ¿Qué nos hace más propensos a padecer un trastorno de ansiedad? A continuación quisiera compartir algunos factores de riesgo que están asociados con el desarrollo de trastornos de ansiedad.

Género. Con la excepción del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), las mujeres tienen el doble de riesgo de padecer la mayoría de los trastornos de ansiedad. Se cree que esto puede deberse, en parte, a las diferencias hormonales que existen entre hombres y mujeres.

Edad. En general la ansiedad  generalizada, el trastorno obsesivo compulsivo y la ansiedad por separación se presentan en la infancia, mientras que la fobia social y el trastorno de pánico a menudo son diagnosticados durante los años de la adolescencia. Los niños y adolescentes que tienen un trastorno de ansiedad presentan un mayor riesgo de desarrollar otros trastornos colaterales y depresión. No se puede ignorar que, si se deja sin tratamiento, la ansiedad suele crecer con la persona, por esta razón es muy importante prestar atención a las señales y síntomas en niños.

Genética. Los trastornos de ansiedad tienden a darse en familias. No se sabe bien el como ni el porqué, pero sí es bien sabido que existe una predisposición genética para los trastornos de ansiedad.

Educación, socialización y crianza. Como muchos trastornos, es en la infancia donde nos vemos íntimamente expuestos a su influencia. Así como los factores genéticos tienen una influencia, también la dinámica familiar tiene un gran peso. Estudios muestran una gran relación entre los temores de los padres y los de los hijos, que pueden ir más allá de la genética y ser más un comportamiento aprendido.

Eventos traumáticos. Los eventos traumáticos pueden desencadenar trastornos de ansiedad, especialmente en personas que son sensibles a ellos a causa de factores psicológicos, genéticos o bioquímicos. Los ejemplos más evidentes son el trastorno por estrés post-traumático y las fobias específicas.

Enfermedades y condiciones médicas. Se sabe que ciertas condiciones médicas están asociadas con altos niveles de ansiedad y con  un mayor riesgo de trastorno de pánico. Se incluyen las migrañas, síndrome del intestino irritable, síndrome de fatiga crónica y el síndrome premenstrual.

¿Cómo saber si tengo un trastorno de ansiedad?

Te invito a leer más sobre estos trastornos en mi blog, para que te familiarices con los síntomas más comunes y algunos no tan comunes. Sin embargo, si crees que padeces un trastorno de ansiedad, lo más indicado es consultar con un médico especialista en el tema o con un psicólogo. Alguien que puede determinar si tus síntomas se deben a tu ansiedad o son causa una condición médica.

Una vez con un diagnóstico apropiado, no pierdas la esperanza, existen muchas maneras de superar tu ansiedad, desde terapias con especialistas hasta medicamentos farmacológicos que te ayudarán a recuperarte. También existen tratamientos alternativos y un sin fin de tratamientos de autoayuda que puedes hacer tú mismo en tu casa y que pueden hacer una gran diferencia. Te invito a visitar la página de mi guía Venciendo tu Ansiedad haciendo click aquí, tal vez la puedas encontrarla de ayuda. También en la web puedes encontrar muchos recursos útiles donde podrás aprender mucho sobre cómo funciona la ansiedad y como puedes superarla, Helpguide  (en inglés) es un gran ejemplo.

La ansiedad tiene diferentes cargas, desde los síntomas en sí hasta el temor por los estigmas y la manera en que los demás pueden juzgarnos. No tienes que llevar esta carga para siempre, la ansiedad se puede superar.

  • psoriasis ungueal Mar 25, 2016, 12:48 am

    Estoy con psoriasis por 5 meses y probado multiples métodos de tratamiento con apenas acierto

Leave a Comment

Copyright @2015