Nervio vago: nuestro aliado para controlar los síntomas de ansiedad

El sistema nervioso autónomo es el encargado de despertar en nosotros la mayoría de las reacciones y síntomas ligados con la ansiedad -sistema nervioso simpático- así como de tranquilizarnos posteriormente -sistema nervioso parasimpático-. Es un sistema involuntario que regula funciones vitales como la digestión, la circulación de la sangre, el metabolismo y la respiración, entre muchas otras. La respiración es la única función de dicho sistema que podemos controlar a consciencia. Menciono todo esto, para que estemos claros en que el poder de la respiración para calmar el organismo no es una casualidad.

La respiración profunda puede ayudar a calmar los nervios ante un momento de estrés específico, como una examen o bien puede ayudarnos a entrar con mayor facilidad en un estado de relajación. La mayoría del tiempo no prestamos atención a nuestra respiración y nuestro cuerpo se encarga de ello, por ello, centrarnos en nuestra propia respiración y poner nuestra concentración en controlarla, nos ayuda a conectarnos de una manera mas intima con nuestro organismo.

Tanto en Venciendo tu Ansiedad, como en mis artículos, insisto mucho en la importancia del nervio vago. Este nervio forma parte del sistema nervioso autónomo, específicamente el parasimpático -el cual se encarga de brindar calma-. Recorre desde la base del cerebro hasta el abdomen y funciona como una vía de comunicación de dos vías entre el mente y cuerpo.

El nervio vago es, básicamente, el nervio más importante que viene desde el cerebro y viaja a todos los órganos principales. Influye diferentes órganos en todo el cuerpo, como el corazón, los pulmones, el hígado y los órganos digestivos. Este nervio es, además, el encargado de enviar los  mensajes de relajación al cuerpo. Cada vez es más clara la importancia de este nervio en el control de la ansiedad.

Si bien no se puede controlar el nervio directamente, sí existen muchas maneras de estimular este nervio, por ejemplo una respiración abdominal bien lograda, que es básicamente, respirar usando el diafragma, va a estimularlo, ayudando a brindar calma a nuestro cuerpo.

La meditación es uno de los métodos alternativos para tratar la ansiedad más reconocidos. La meditación es una práctica que puede estimular el nervio vago,  porque es bien sabido que el primer paso para lograr una meditación efectiva es una respiración correcta y porque ayuda a tener una consciencia sobre el cuerpo, así como el nervio vago lo hace de una manera física, la meditación busca conectarnos con nuestro interior.

Además de ayudar a aliviar los síntomas de ansiedad, estimular el nervio vago tiene muchos beneficios, entre ellos:

  • Aumenta la variabilidad de la frecuencia cardíaca
  • Ayuda a regenerar órganos y células mediante la activación de las células madre
  • Aumenta la función inmunológica
  • Modulación del sistema nervioso
  • Mejora el rendimiento
  • Mejorar la calidad de vida

Ya sea que tus síntomas de ansiedad son agudos o simplemente te encuentras constantemente bajo mucho estrés, aprender técnicas de estimulación del nervio vago te puede ser de mucha ayuda. Éstas  son generalmente muy sencillas y se pueden poner en práctica en cualquier momento y lugar. En la página oficial de mi guía puedes acceder a un video donde explico un poco más a fondo esta relación y una técnica de estimulación del nervio vago para ayudarte a navegar por un ataque de pánico o incluso detenerlo, haz click aquí para más información.

  • Evaristo Jarquin aramburo Mar 8, 2015, 6:41 am

    Padezco todos los síntomas relacionados con el nervio vago, pero para estar convencido al 100 y acudir al médico con esa convicción me podrían indicar si también el hipo persistente o crónico es parte de esto?

  • Leonor Sep 12, 2015, 8:18 pm

    Fantastico …..Como puedo pasar este articulo a una amiga ?

Leave a Comment

Copyright @2015