Las voces en nuestra mente: un síntoma de ansiedad diferente

sintomas-de-ansiedad-voces-menteNo se trata de las voces de un trastorno psicótico ni esquizofrenia. Tampoco son sonidos físicos, son más bien voces que todos solemos percibir, algunos a un nivel más consciente que otros. Voces que, a veces nos impulsan y muchas veces, más bien, nos tratan de alejar de los objetivos que queremos lograr.

Quienes padecemos ansiedad podemos reconocer claramente entre esas voces, la voz de la ansiedad, dictando qué cosas podemos o no podemos hacer y sobretodo demandando nuestra atención de manera constante.

Es esa voz que, cuando suena el teléfono, nos dice que van a ser malas noticias. La voz que no nos permite tomar con tranquilidad el volante de un carro, pues nos dice que de seguro tendremos un accidente o la que simplemente nos convence de que comenzar ese proyecto con el que hemos estado soñando, es simplemente en vano. Es una voz muy común en las personas que padecen ansiedad. Dado que cada quien vive su ansiedad de maneras muy distintas, esa voz puede ser muy distinta, sin embargo sus temas suelen ser recurrentes: Los temores, las obsesiones y la autocrítica son sus alimentos favoritos.

¿Cómo enfrentar esa voz?

Aunque parece imposible y ciertamente no es una tarea fácil, es posible cambiar esas voces e incluso callarlas. Acá les comparto algunos consejos para lograrlo:

Ignora sus palabras. Parece una solución bastante obvia como para que funcione, pero por experiencia puedo decir que sí funciona. Cuando tu mente comience sola con su charla usual, nada más trata de pensar en otra cosa, lo que sea, aunque sea algo tonto.

Sumérgete en una actividad. También se conoce como “flujo” o “flow” cuando estamos tan concentrados en una actividad que logramos olvidar todo los demás e incluso perdemos la noción del tiempo. Se trata de pensar solamente en lo que estamos haciendo. Puede ser un hobby o una actividad que amamos hacer -en mi caso es el tejido y realmente cuando tejo me olvido de los demás. Cuando nos perdemos en una actividad así, la ansiedad pierde su voz por completo.

Demuéstrale a tu ansiedad que lo que dice no es cierto. la mayoría de los argumentos ansiosos son producto de exageración y no tienen sentido. Basta con prestarles algo de atención para darse cuenta  que son argumentos vacíos. Sí, ciertamente suceden cosas malas en el mundo, pero no por ello tenemos que dedicar toda nuestra energía a estar preparados para recibir malas noticias. Por ejemplo, si la ansiedad te impide volar en avión diciéndote que algo malo puede pasar, recuérdale lo raros que son los accidentes de avión y cuántas personas en el mundo toman un vuelo para ir al trabajo diariamente, sin ningún problema.

Recuérdale que su poder es limitado. Al fin y al cabo, esa voz eres tú. Si esa voz te dice que algo malo va a pasar si, por ejemplo, haces ese viaje, piensa cuán limitado es el poder que tiene esta voz y cómo no tiene absolutamente ningún control sobre lo que podría o no podría pasar.

Busca un tratamiento para tu ansiedad. La ansiedad no se va por sí sola, se requiere de mucha paciencia y un buen plan para superarla. Existen muchos tratamientos eficaces, pero la elección del mismo es muy personal, pues la ansiedad se manifiesta y comporta de manera muy diferente en cada persona. Si quieres conocer más sobre la ansiedad y aprender a superarla para ser el dueño de tu recomendación, te recomiendo que visites la página oficial de mi guía, Venciendo tu Ansiedad, haciendo click aquí.

Leave a Comment

Copyright @2015